¡Cuidado con el CABYS! 5 puntos a los que debe poner atención

#Colaboración: Grupo Camacho Internacional


Escrito por: Carlos Morales y Eduardo Rodríguez Bolaños, Socios de Grupo Camacho Internacional.


Más de 20.000 opciones y el tiempo se acaba. Su negocio deberá para el 1ero de diciembre cumplir con la categorización de productos y servicios según el Catálogo de Bienes y Servicios, o como es conocido, CABYS. El CABYS nos debe ocupar a todos los contribuyentes, pero sobre todo a los que tiene catálogos de productos y servicios inmensos, con miles de líneas distintas. ¿Por qué? ¡Por el riesgo que conlleva! Sí, el proceso de parametrización entre su catálogo y los códigos CABYS puede ser extenuante, pero ese no se compara con el sufrimiento suyo, el del equipo contable de su negocio y de sus finanzas ante los riesgos que el CABYS implica si se toma a la ligera. A continuación 5 puntos a los que debe prestar atención para minimizar su riesgo:


1. Asegúrese de estar vendiendo con el código correcto

Tómese el tiempo de revisar el catálogo y seleccionar cada uno de los códigos que corresponden a sus productos y servicios. Tenga en cuenta el uso de sinónimos; puede que el producto o servicio NO aparezca con las palabras exactas con las que usted lo describe. Ante la duda, lo mejor es que consulte al Ministerio de Hacienda o a su asesor tributario de confianza. Categorizar correctamente le evitará sanciones y la presunción de actividad ajenas al giro de su negocio. Por ejemplo, si usted está vendiendo un producto o servicio que no tiene inscrito ante la Administración Tributaria, se expone a una sanción de medio salario base (225.000 colones) y hasta 3 salarios base (1.350.000 colones) según el artículo 78 del Código de Normas y Procedimientos Tributarios.

2. Sus compras deben ser coherentes a sus ventas y a su actividad económica

¡Sí! debe tener cuidado con la categorización CABYS de sus proveedores. Una buena práctica es hacer revisiones recurrentes para asegurar que los códigos seleccionados por ellos para facturarle sean coherentes con sus códigos de ventas. La Administración estará detrás de quienes estén comprando bienes o servicios que no tienen relación con la actividad económica y pretenden pasarlos como gastos en sus declaraciones. ¡Será muy difícil - por no decir imposible - deducir renta o IVA de dichas compras!

3. ¡Cuidado! Hay actividades que tienen requisitos de ley

Recuerde que algunas actividades como préstamos, seguros y otras tienen requisitos de Ley más allá de estar inscrito ante el Ministerio de Hacienda. Revise sus actividades y asegúrese de que cumpla con lo debido. El CABYS da medios a Hacienda para comunicar a las diferentes superintendencias sobre los agentes regulados que no se encuentren en regla.

4. Olvídese de los combos… Cada producto en cada línea de factura

¡De los comentarios más comunes sobre el CABYS! Los bienes y servicios compuestos serán cosa del pasado a partir del próximo primero de diciembre. Como cada producto debe contar con su respectivo código CABYS, será necesario que en la factura electrónica así se consigne. Tenga en cuenta que ahora la Administración Tributaria tendrá más control sobre sus salidas de inventario por promociones y los consecuentes efectos en IVA y Renta.

5. No es Big Brother ni Dios, es la Administración Tributaria

El CABYS es un elemento más en la maraña de información con la que ya cuenta la Administración Tributaria. Como si no fuera suficiente de por sí con las facturas electrónicas diarias y las declaraciones mensuales de IVA, ahora Hacienda podrá tener control de cada movimiento de inventario que tenga su negocio. Estamos en la época del “Big Data” y de la minería de datos. Nuestra autoridad de impuestos se está haciendo de lo más relevante para poder tomar conclusiones apoyada en análisis por computadora: recopilar datos de cada contribuyente. Ya tendrá tiempo para – a través de sistemas – realizar la observación automática de las operaciones de cada contribuyente y partir de ahí iniciar sus fiscalizaciones. ¡Adiós a las viejas tácticas evasivas de fragmentaciones de renta, gastos personales que pasan por deducibles y otros ajustes que es mejor dejar en el pasado! El CABYS, junto con los múltiples cambios que hemos tenido en los últimos años solo nos deja espacio para un punto extra… Recordar la frase del expresidente estadounidense Benjamin Franklin… “En la vida solo hay dos cosas ciertas: La muerte y el pago de impuestos”.



502 vistas0 comentarios